Haitianos Asaltan Médicos En Frontera

Una turba de haitianos armados de cuchillos, hachas, piedras y punzones secuestró y asaltó el pasado sábado a un grupo de médicos que realizan un rally en motocicletas por la carretera internacional.

La información la ofreció el doctor Pedro Ureña, fue una de las víctimas.
Dijo que los fueron mantenidos cono rehenes durante tres horas y despojados de sus pertenencias entre ellas motocicletas, celulares, carteras.

Los galenos dicen que pasaron el susto más grande de su vida y que tuvieron que hacerse pasar por americanos para no ser atacados por recomendaciones de una alcaldesa que habla creole.

“Nos quitaron, las llaves, uno de los motores se los llevaron, los celulares, y tras hacernos pasar por americanos evitamos ser agredidos, y logramos posteriormente ser liberados”, precisó en su denuncia por un programa de radio.

El doctor Ureña explicó que cada año realizan ese tipo de aventura de recorrido fronterizo, pero que nunca habían sido interceptados y que la turba compuesta entre 50 a 100 haitianos también tenían secuestrados a otros diez dominicanos.

Se quejó que guardias de puestos en la zona, no intervinieron. Tras asegurar que temieron por su vida debido a que los haitianos constantemente lo amenazaban, mientras eran mantenido de rehén. Su denuncia fue hecha en la emisora La Super 7.
“Nosotros les preguntamos a ellos que por qué no intervenían y la respuesta que obtuvimos fue que ellos no podían hacer absolutamente nada”.

Dijo que cuando se le reclamó que solicitaran refuerzos los guardias les manifestaron que no tenían comunicación, mientras que el doctor indica que en la zona no había señal telefónica.

El hecho ocurrió el sábado en la tarde en La Palmita, a unos 25 kilómetros de Restauración, cuando realizaban un tour que lo hacen dos veces al año.

 EL DATO:

 Moto retenida
Los haitianos alegaban que la protesta era porque le incautaron una motocicleta a un haitiano en Dajabón y por eso adoptaron la accion.

“Un grupo de amigos y colegas nos encontramos por la carretera internacional del lado dominicano, cuando de repente fuimos atacados por una turba de más de 50 a 100 haitianos, armados cuchillos, colines, hachas, punzones, nos empujaron nos quitaron los motores, los celulares, las llaves y nos arrinconaron en un lugar junto con otros dominicanos que habían pasado por ahí, campesinos que estaban haciendo sus labores y nos retuvieron por unas tres horas”, narró el doctor Ureña.

“Habían dos militares dominicanos y cuando les preguntamos que por qué no hacían nada su respuesta fue que no podían interferir”.

Dijo que pudieron salir gracias a los dominicanos que estaban ahí que nos pidieron que no habláramos y que le dijeron a los haitianos que éramos americanos y que después de muchas negociaciones los dejaron en libertad.

Tambien Te Puede Interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *